Nuestras vidas

Tú.

Tu vida.

Mi vida.

Nuestras vidas.

Jamás unidas.

Separadas por tu punto.

Separadas por mi coma.

Escondidas en la tormenta,

esperando a que saliera el sol.

Borradas por las heridas.

Desaparecidas por el dolor.

Queriendo decirnos tanto,

no nos dijimos nada.

Tú te aferraste a la vida.

Tu vida.

Yo me aferré a mi vida.

Nuestras vidas.

Jamás unidas.

Separadas por tu punto.

Separadas por mi coma.

Nos olvidamos con el tiempo,

pero el tiempo no nos olvida.

Tú sigues con tu vida.

Yo, mi vida.

Nuestras vidas.

Jamás unidas.

Anuncios

Que así sea

Que nunca te falte un sueño por el que luchar,
que nunca nada borre tu sonrisa,
que nadie te prohíba jamás opinar,
que nadie te niegue el derecho a amar.
Que vivas feliz y radiante,
valorando cada amanecer,
que escuches al que quiera hablar,
que sepa que estás presente.
Que aunque nadie te pida nada,
tengas siempre algo para dar,
pues a veces no está todo en recibir,
ya que uno se siente mejor con dar.
Que pienses siempre en los demás,
e intentes ponerte en su lugar,
pues la empatía es clave para poder avanzar
en las relaciones que se tienen con la sociedad.
Que el miedo no te frene
cuando algo quieras conseguir,
pues sería triste porque con el paso del tiempo
te llegarías a arrepentir por no haber luchado
por algo que te hubiera hecho feliz.

No me sueltes

Fuego, más fuego,
pasión ardiente,
tú y yo abrazadas,
susurras al oído:
“te amo, preciosa”
tu boca se desliza
suavemente por mi cuello,
yo sigo tu mirada,
me agarras la mano
y me dices: “Nunca te soltaré”
y yo te respondo: “No lo hagas,
pues me llevará la corriente,
y no podré salvarme
si tú no estás para cogerme.

Tú eres especial

Pensando cómo olvidarte,
he llegado a la conclusión,
que no puedo dejar de quererte
y que te llevo en mi corazón.
La sensación que siento
no se puede explicar,
nunca antes la he sentido,
pero es muy especial.
Cada noche me acuesto pensando
que en mis sueños te voy a encontrar,
al amanecer me gustaría tenerte a mi lado,
sería un gran despertar.
Sé que eres una ilusión nada más
y que nunca te voy a alcanzar,
pero me alegra tanto saber
que para mi tú eres especial.

Miradas

Las miradas de los ángeles
no se sabe cómo son,
si son penetrantes y profundas
o simplemente inventadas por la razón.
Sin embargo, hay miradas
que de ángeles no son,
pero que te llegan al alma
y descontrolan la razón.
Son miradas sinceras,
que parecen hablar,
miradas que hacen a la persona
verdaderamente especial.

La llegada del amor

Como una ola en el mar,
así es el amor,
llega sin avisar,
te arrastra sin pensar,
te hace sufrir a veces y
y otras te hace soñar.
Como un invierno lluvioso y nevado,
así el amor es,
te deja el corazón helado
y te hace entristecer,
mas cuando sientas
que estás enamorada,
nunca dejes de creer
que esa persona a tu vida llegará
y que a tu lado siempre estará.