Raquel Domínguez: “El amor que recibo me acompaña día a día así como mis ganas de sonreír por más dura que sea cualquier situación”

¿Cuántas veces hemos escuchado esas típicas excusas del “No puedo hacerlo”, “Yo no puedo con eso”, “Eso es muy difícil”, “No seré capaz de lograrlo”? Muchas ¿Verdad?¿Cuántas veces nos han dicho que la vida hay que vivirla al máximo, disfrutarla todo lo que podamos y que igual que nos caemos debemos levantarnos? Hoy os traigo una entrevista en la que su protagonista, Raquel Domínguez, sabe mucho de esto y es todo un ejemplo de superación. Merece la pena que le dediquéis un ratito de vuestro tiempo a leerla porque os aseguro que nos os dejará indiferentes.

Raquel Domínguez en uno de sus entramientos en bicicleta / Foto: Raquel Domínguez

Raquel Domínguez en uno de sus entramientos en bicicleta / Foto: Raquel Domínguez

Juana Mary: Buenas tardes, Raquel. Padeces Artorescapulectomia Bilateral, ¿En qué consiste?

Raquel: Buenas Juana Mary, tengo que aclarar que no se trata de una enfermedad en sí misma, es la consecuencia de una osteopatía idiopática bilateral. Tras esas 23 operaciones que me tuvieron que hacer, llegó la artroescapulectomia bilateral que consiste en atornillar ambos hombros con tornillos y placas e ir amputando las escápulas hasta dejarlas residuales y con la consecuente atrofia severa de toda la musculatura del tren superior.

J.M.: ¿Qué edad tenías cuanto te empezaron los síntomas de esta osteopatía?

R.: Empezaron a los 12 años en el brazo derecho y a las 19 años los síntomas fueron más radicales en el brazo izquierdo.

J.M.: ¿Qué pensaste cuando te dijeron que padecías una discapacidad degenerativa?

R.: Cuando entras en una situación así, siempre hay un momento, parecido al duelo, a la pérdida de tu día a día, el miedo a lo desconocido, el miedo a si serás capaz de llevarlo bien para que todos los que te quieren sufran lo menos posible. Sin duda, yo quería, sobre todo, que a mi madre le doliera lo menos posible lo que me estaba pasando y todo lo que me vendría después: Intervenciones seguidas, sin tregua alguna de ellas, morfina, shock anafilácticos graves…etc Pensar en ese amor que recibía, sin duda, es el pensamiento más grande que me acompañó y acompaña cada día de mi vida y con él, mis ganas de llevar una sonrisa, por más dura que sea cualquier situación.

J.M.: ¿Qué cambios te provocó? Porque supongo que tu vida, tus planes se vieron afectados tras ello.

R.: Cambios todos los posibles. Que el hospital sea parte de tu día a día y de aquellos que te quieren, dejar de estudiar, no poder practicar judo, limitaciones físicas que me hacen necesitar de otros como para aseo, para ponerme cierta ropa…etc Esto me ha hecho ver la vida con una intensidad increíble, llena de pasión, ilusión, con ganas de hacer sentir y sentir sin medida. Me hizo ser una mujer afortunada, pues como siempre digo: “La fortuna no se tiene, se siente.”

J.M.: Te dedicas profesionalmente al doblaje de voz, ¿Qué fue lo que te llevó a este mundo?

R.: Antes de que la radio y el doblaje llegara a mi vida, tengo que decir que gracias a la Fundación Adecco, que creyó en mí fielmente y en mi capacidad de comunicación, me dedico a dar jornadas de sensibilización. ¡VIVIR SUPERANDO LÍMITES! desde hace casi 7 años y recorriendo todo el territorio español y todo tipo de empresas para romper estereotipos asociados a los profesionales con discapacidad que tienen difícil acceder al mundo de la empresa por ese desconocimiento que existe y por la visión de vernos por aquello que no podemos hacer y no por las capacidades que sí tenemos.

Y, entre medias de esto, quise potenciar esa capacidad formándome como locutora de radio y dobladora. También con Fundación Adecco y EADS trabajo junto a otros compañeros en el proyecto ¡ABILITY SCHOOL DAY! en el que acercamos el mundo de la discapacidad a los colegios a través del deporte para así trabajar con los más pequeños los valores y capacidades de las personas con discapacidad. Así que como puedes imaginar tengo la suerte de trabajar en proyectos que me llenan de inmensa satisfacción personal y profesional en todos los sentidos pues puedo dar todo lo que soy y tengo.

J.M.: ¿Qué te hace sentir el mundo del doblaje?

R.: El tema de la radio y el doblaje es algo que me encanta, me hace feliz la verdad, pero ya sabes, nunca hago nada sin poner mi pasión, así que es difícil que no sea así. Aunque lo cierto es que tengo mucha suerte, es complicado entrar en él, pero bueno, ya te dije que soy muy afortunada. Es una profesión muy bonita, creativa y muy apta para poderla desarrollar yo, pues mi discapacidad no me limita para ello, por eso aposté por este tipo de profesión para desarrollarme sin problema como profesional.

J.M.: Además de dedicarte a esto, también eres deportista paralímpica. Corrígeme si me equivoco, pero has sido siete veces campeona de España en los 50 m mariposa, seis veces en los 200 m estilos, campeona de Andalucía en marcha y he leído que te estás preparando para una Media Ironman (Half Ironman), ¿Por qué decidiste ser deportista paralímpica? ¿Qué te aporta el deporte?

R.: Buenos tengo que aclarar que no soy paralímpica, no tuve el honor de participar en ninguna paralimpiada aunque sí que estuve clasificada para Sidney como nadadora, pues he estado alternando oro y plata en los Campeonatos de España, tanto en mariposa como en los 200 estilos en mi categoría. Pasé también por el atletismo y fui 3 veces primera en los 100 m y 200 m lisos. Después me pasé al medio maratón, ultradistancia, como fueron los 101 kms de Ronda (Málaga). Pasé, como bien dices, por la marcha, siendo campeona senior de Andalucía, aunque competí con personas sin discapacidad. Es una disciplina durísima y muy compleja, la verdad.

Ahora llevo 2 años con el triatlón y ya soy campeona de Andalucía en acuatlón y voy mejorando en los triatlones olímpicos y bueno, sí que me gustaría intentar hacer el Medio Ironman (Correr 21 km, nadar 2 km y hacer 90 km en bicicleta) que es en lo que estoy trabajando ahora. El deporte fue un antes y un después en mi vida en todos los sentidos, no sólo por las endorfinas que me hacen no tener que poner morfina (Ríe), también por lo que significó luego laboralmente, pues me llevó a Fundación Adecco como ya te expliqué antes. Es un tópico, pero la práctica de cualquier deporte o ejercicio físico sólo te puede aportar cosas buenas para tu día a día.

Raquel Domínguez nadando / Foto: Raquel Domínguez

Raquel Domínguez nadando / Foto: Raquel Domínguez

J.M.: ¿Qué tipo de entrenamientos haces y cuánto tiempo?

R.: Mis entrenamientos varían dependiendo para qué tipo de prueba me esté preparando. Pueden estar entre 2 y 5 horas de entrenamiento pasando por el gimnasio, piscina, bici y carrera por la calle, mejor dicho, por la orilla del Guadalquivir.

J.M.: Por lo que veo, te gustan los retos. ¿Intentas superarte a ti misma día a día?

R.: En realidad no me los planteo como retos, es que me apasiona lo que hago, lo veo más bien como ilusiones, ganas de sentir, solo eso. No busco ningún reconocimiento o ningún límite. Sólo es pura ilusión, como todo lo que hago en mi día a día.

Raquel Domínguez corriendo / Foto: Raquel Domínguez

Raquel Domínguez corriendo / Foto: Raquel Domínguez

J.M.: ¿Piensas que las barreras y las creencias limitantes nos las imponemos nosotros mismos?

R.: Es el mayor límite sin duda para todo en esta vida. De hecho hay quien dice que los obstáculos, los límites no existen, los ponemos nosotros mismos. Así que todo es posible o nada es imposible.

J.M.: ¿Cómo te definirías en tres palabras?

R.: Cabezota (Ríe), apasionada, empática y positiva.

J.M.: ¿Qué les dirías a aquellas personas que no se atreven a luchar por lo que desean, que ven sus metas imposibles de lograr y que a veces ponen excusas para no alcanzarlas?

R.: Bueno en realidad yo nunca me atrevo a decirle a nadie qué debe hacer, pero desde luego puedo decir con el corazón en la mano que hay tanta belleza, tantas cosas por vivir, por sentir, por hacer sentir, que cualquier paso merece la pena, cualquier intento algo bueno siempre nos traerá, pues de lo único que te arrepientes en esta vida es de aquello que no intentaste o no dijiste. Así que ánimo y como dijo el gran poeta: “Caminante no hay camino, se hace camino al andar.”

J.M.: ¡Muchísimas gracias por todo, Raquel y suerte!

R.: Muchísimas gracias y mucha suerte en todo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s